Ex ejecutivo de Google asegura que Larry Page ha arruinado a la empresa

No hay peor astilla que la del propio palo dice un refrán popular, y que ahora cobra más importancia que nunca tras las polémicas declaraciones que un ex-ejecutivo de Google disparó sin piedad contra Larry Page, uno de los fundadores del otrora buscador.

James Whitaker, actualmente desempeñándose como Partner Development Manager en Microsoft, aseguró en declaraciones vertidas en su blog que decidió irse de Google debido a un cambio fundamental de las prioridades al interior de la empresa. La publicidad pasó de ser el medio para conseguir un fin, conseguir fondos para crear productos innovadores, a convertir esos productos en un vehículo para captar toda la información relevante de sus usuarios que fuera posible, y así entregar publicidad más específica para generar todavía más dinero.

“Con Eric Schmidt todo lo relacionado a publicidad quedaba en segundo plano. (…) Google era manejada como una fábrica de innovación, donde se impulsaba a sus empleados a ser emprendedores a través de premios, bonos y un 20% del tiempo destinado a impulsar desarrollos propios. Las ganancias provenientes de publicidad nos daban espacio para innovar, pensar y crear”, detalla Whitaker, acusando que esos tiempos simplemente ya no existen dentro de la empresa.

El ex-ejecutivo aseguró que las nuevas ansias por generar un nuevo impulso en el área de las redes sociales tiene que ver con la oportunidad que existía de generar una importante recolección de datos personales que la gente compartía libremente en Internet, por lo que impulsaron Google+ con características similares a Facebook y e integrándolo a todos los servicios y sistemas que estaban bajo el alero del buscador.

En este punto, Whitaker reflexiona y pone un ejemplo burdo pero efectivo para graficar la situación actual de la red social del buscador. Google se convirtió en el niño rico que cuando vio que no había sido invitado a la fiesta, hizo su propia celebración a modo de represalia. El tema es que nadie vino a la fiesta de Google, aseguró.

“Técnicamente, supongo que Google siempre fue una compañía de publicidad, pero por la mayor parte de estos 3 años no se sentía como si fuera una. Google era una compañía de avisos de la misma forma en que un programa de TV bueno es una empresa publicitaria: Tener buen contenido atrae a los avisadores”, explica Whitaker.

Basado en esto, y una serie de otras situaciones que detalla en la entrada de su blog, es que este ex empleado de Google refuerza su decisión de haber salido de esta empresa. “El Google antiguo era un gran lugar para trabajar. ¿El nuevo? -1”, concluyó lapidariamente.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada