En Irán, los cibercafés mantendrán registro de la identidad y actividad de sus usuarios

Hace varios meses se dio a conocer que las autoridades iraníes trabajaban en el desarrollo de una propia red de Internet, y ahora, en el marco de la brutal censura que hay en el país, nos enteramos que el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad emitió nuevas pautas para los cibercafés.

Según la nueva normativa, los clientes de negocios de Internet deberán registrarse con su información personal (desde su nombre completo, hasta su número de identificación nacional y número de teléfono) y a los dueños de los locales se les obligará por ley a quedarse con estos datos y mantener un registro de las páginas que sus clientes visitaron durante seis meses.

Como si fuera poco, los cibercafés deberán estar equipados con circuito cerrado de televisión y también mantener un registro de todo el último semestre de actividad. Y de más está mencionar que a partir de ahora será ilegal y penado por la ley la instalación de herramientas que permitan a la gente a ingresar a sitios prohibidos (censurados).

Estas medidas comenzarán a regir dentro de los próximos 15 días, a partir de su anuncio dado a conocer el 3 de enero y el gobierno iraní las justifica por razones de seguridad, ya que la población está preocupada por el robo de sus datos personales.

En Irán, todas las ISP deben estar aprobadas por la Compañía de Telecomunicaciones de Irán y el Ministerio de Cultura y Orientación Islámica. Una vez aprobadas, deben cumplir con las listas de filtros gubernamentales o corren el riesgo de ser penalizadas y clausuradas.

Este es un nuevo paso hacia el lanzamiento de esta Internet nacional censurada y sus preparativos han reducido las velocidades de conexión durante las últimas semanas.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada