Multa millonaria a bloguera estadounidense por no revelar sus fuentes

Para un juez del estado de Oregon, Estados Unidos, el debate sobre periodistas y blogueros parecería resuelto: Un bloguero no es un periodista. Con este y otros argumentos sentenció a la bloguera Crystal Cox a pagar una multa de 2.5 millones de dólares en concepto de reparación de daños morales y económicos a quienes acusaba desde una nota publicada en su blog, por no querer revelar las fuentes informativas que confirmaran sus dichos.

Según el juez federal Marco Hernández, la bloguera Cox no calificaba para recibir protecciones como periodista porque, basado en las leyes de protección de fuentes para periodistas que existen en este Estado norteamericano (uno de los 40 que posee protección de fuentes) argumentó que Cox no pudo probar que las denuncias que hizo en su blog eran verdaderas y no actos de difamación, así como tampoco pudo transferir la responsabilidad a otra fuente y librarse de toda culpabilidad”.

Además, el juez Hernández basó su sentencia en la falta de cumplimiento de los siguientes puntos de la ley de protección de datos para considerar que a pesar que Crystal Cox es una bloguera de investigación, no es una periodista profesional:

  • No hay evidencia de su educación como periodista.
  • No posee credenciales ni afiliación con alguna organización de noticias.
  • No se encontraron pruebas de adhesión a principios periodísticos como editar, corroborar los hechos o revelar conflictos de intereses.
La nota publicada por Cox, bloguera que opera en cientos de sitios, en especial sobre temas relacionados con corrupción corporativa, revelaba un caso de fraude fiscal por parte del abogado Kevin Padrick, quien habría estafado y sobornado a periodistas y jueces a través de la firma Obsidian Finance Group.

“Trato de exponer la corrupción en la bancarrota de Summit, dijo Cox el martes al diario The Oregonian. “Conté la historia de otra gente como una periodista pero me niegan el estatus de un profesional de medios”.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada