Científicos revelaron los secretos de una canción exitosa

Según un estudio universitario, muchos artistas podrían evitar caer en desgracia durante sus baches creativos, e incluso ser más exitosos de lo que fueron si cambiaran su guitarra por un teclado de computadora.

Un grupo de alumnos y científicos de la cátedra de inteligencia artificial de la Universidad de Bristol logró definir a partir de 23 parámetros basados en sonoridad, simplicidad armónica y facilidad o atracción para el baile, el secreto para componer una canción exitosa.

Este software permite desarrollar parámetros y patrones de funcionalidad de una melodía o armonía con tintes de éxito comercial. La base de aprendizaje de la inteligencia del software está apoyada en las canciones que rankearon en el Top 40 de los últimos 50 años en las listas comerciales del Reino Unido.

Según cuenta el jefe del equipo, el doctor Tijl De Bie, el objetivo era saber si podrían llegar a una ecuación que estableciera una distinción entre un hit irresistible y una simple canción que no pasará nunca del fondo de las listas de éxitos.

Además, aclaró que en cada momento del tiempo, la ecuación puede ser diferente debido a que sólo tiene en cuenta los datos del pasado. Estas técnicas de aprendizaje automático se utilizan para ayudar a la ecuación a aprender acerca de la importancia relativa de todos los elementos que componen una canción pop. Más allá de los resultados, discutibles o no, una de las conclusiones más destacadas de esta experimento fue que el 90% de las canciones exitosas poseen estructuras en general, de líneas compositivas simples y accesibles para el oído.

A pesar de esto, el doctor De Bie aclaró que este tipo de ecuaciones no incluyen características de peso relacionadas con la persuasión de las compañías discográficas para convertir en hits a canciones que sin un apoyo comercial fuerte podrían quedar en el olvido. Y pone como ejemplo, el caso del megaéxito de los ´60, Surfin’ Bird de The Trashmen, que alcanzó el puesto número 3 en las listas del Reino Unido en 2010 gracias a una campaña web de la compañía propietaria de los derechos, para evitar que la gente apoye al participante Matt Cardle del reality show The X Factor quien subía en las listas de Navidad.

Algo que también dejó demostrado el estudio es el cambio constante en los gustos musicales que se han reflejado en la música comercial exitosa en el último medio siglo, donde destaca que a través del paso de los años, la música se ha convertido en cada vez más simple de bailar y más fuerte.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada