Spotify y otros servicios pierden los derechos de 200 sellos discográficos

Aunque a día de hoy se puede decir que los servicios de streaming musical del estilo de Spotify han empezado a entrar por fin en las cabezas de las discográficas y la mayoría tiene acuerdos firmados con ellas, de vez en cuando surge alguna noticia que no sienta nada bien a los usuarios y al mundo de la música en general.

Hace algún tiempo surgía por ejemplo la noticia de que una de las grandes etiquetas del genero metal y rock más importantes del mundo, Century Media, decidía retirar su catálogo de Spotify, alegando que el servicio era una problema y una amenaza para sus artistas, unos artistas cuyas ventas han disminuido gracias a servicios como este, o al menos eso decía el sello.

Ahora se da un caso similar, el de 200 sellos pequeños y sellos independientes han retirado su música del servicio por los mismos motivos. Ha sido STHoldings, un distribuidor musical que los representa, el que lo ha hecho bajo el pretexto de que este tipo de servicios está canibalizando el resto de servicios digitales tradicionales (véase CD, DVD o venta de pistas digitales), y no ofrece un sistema de beneficios real para sus artistas.

¿Quiénes pierden? Por supuesto, los usuarios, pero también los propios artistas. Puede que el consumo de música a través de Spotify no otorgue unos beneficios de forma tan rápida, pero esta demostrado que no solo es rentable para los artistas sino que es una muy buena idea. No sólo nos referimos al startup sueco, por cierto, los sellos retiraron sus temas también de otros servicios como Rdio, Simfy o Napster.

El sector al que van enfocados servicios como Spotify abarca mucho más, no sólo en dispositivos en los que se puede consumir la música, sino en las personas que pueden acceder a ellos debido al precio. Una cuota normalmente mensual en la que pueden acceder a un amplio catálogo respetando a los artistas que están escuchando.

Vía: Bitelia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada