Los neutrinos superan la velocidad de la luz, de nuevo

El misterio de los neutrinos más rápidos que la luz sigue vivo. Después de realizar una segunda prueba tomando en cuenta todas las objeciones y corrigiendo posibles errores, el resultado fue exactamente el mismo.

Si se confirma por otros experimentos, el descubrimiento puede derribar uno de los principales supuestos de la física moderna. El experimento fue publicado y enviado al Journal of High Energy Physics, pero no ha sido revisado aún por la comunidad científica.

La prueba consistió en enviar grupos de neutrinos creados en las instalaciones del CERN, a través de 730 km de tierra y rocas al enorme detector OPERA instalado en el laboratorio de Gran Sasso, en Italia.

Los primeros experimentos consistieron en 15.000 mediciones realizadas durante tres años, en las que se descubrió que los neutrinos se demoran una fracción de segundo menos que la luz en llegar a su destino, viajando la misma distancia.

La idea de que nada puede ir más rápido que la luz en el vacío ha sido una de las bases de la física, idea propuesta por primera vez por James Clerk Maxwell y luego incorporada por Albert Einstein en su teoría de la relatividad especial.

El experimento “refuerza los descubrimientos previos y descarta algunos de los posibles errores sistemáticos que podrían en principio haberlo afectado”, señaló el científico Antonio Ereditato. Los investigadores están muy conscientes de las consecuencias que tendría confirmar este hallazgo, de modo que “debemos ser muy prudentes, tenemos que esperar confirmaciones independientes”, dice Ereditato.

Esa confirmación puede demorarse en llegar, puesto que no hay muchas instalaciones en el mundo que tengan los detectores necesarios para atrapar neutrinos. El próximo año se realizarán nuevas pruebas en Gran Sasso para volver a chequear los resultados, y los laboratorios Minos en Estados Unidos y T2K en Japón también probarán las observaciones. Así que podrían pasar varios meses antes de que sepamos si estos resultados se observan también en otras partes.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario