En juicio por asesinato se considerará a Facebook como evidencia

El juicio por el asesinato de Paul Sigales, el 27 de febrero de 2007 en el partido de Tres de Febrero (Provincia de Buenos Aires), cuando dos jóvenes en moto lo interceptaron en la puerta de la casa de su novia y le dispararon, tendrá como dato relevante las pruebas de la defensa, a cargo del abogado Jorge Neville, en donde se incrimina a los dos sospechosos de haber planeado y ejecutado el crimen (adolescentes de 16 y 17 años) con pruebas obtenidas en Facebook.

Luego del hecho, con sólo uno de los sospechosos detenido y sin saber el motivo por el cual había sido asesinado Sigales, varios vecinos se acercaron a la casa de la víctima y le entregaron a la madre imágenes y textos impresos desde Facebook donde se ve a los sospechosos posando con armas y con consignas como Podestá está contento” (localidad donde residían los jóvenes) y La Persiana sonríe” (en referencia a la persiana de un local donde se reunían varios grupos del barrio).

Según la madre de la víctima, las causas del asesinato podrían tener que ver con una disputa por algún sector del barrio donde solían juntarse grupos de chicos de bandos opuestos o por “envidia porque Paul tenía un buen empleo y se había comprado un cuatriciclo, pero todo trabajando y esforzándose”, según su declaración.

Las audiencias comenzarán hoy y seguirán durante los siguientes cinco días hábiles. En esta instancia, de los cerca de 30 testigos que prestarán declaración, por lo menos cinco atestiguarán con argumentos relacionados a comentarios que leyeron en los perfiles de Facebook de los acusados, entre los que también se destacan amenazas a los padres de la víctima. Los acusados se encuentran en un instituo de seguridad e imputados por el delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”.

La madre de Sigales informó que el material recopilado de Facebook como prueba fue incorporado formalmente al expediente y si bien la defensa de los acusados sostuvo que ese material era privado, según comentó el abogado defensor Neville, “a pesar de pertenecer a un perfil privado, al ser subido a Facebook y compartido se convirtió en público”, argumento que consideraron válido los jueces de la causa para incorporar este material como prueba.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario