Amazon regala un libro por error, no pagará a su autor

James Crawford es un autor de novelas de terror que publicó su libro de zombies Blook soaked and contagious este año. Como un autor independiente, publicó su texto en formato digital en una serie de tiendas, incluyendo la Kindle Store a través de la herramienta Kindle Direct Publishing (KDP).

Por políticas de KDP, el autor que publica un libro en la tienda de Amazon tiene que venderlo al mismo precio que en otras tiendas, es decir, no puede estar más barato que en otros sitios (porque Amazon se lleva el el 65% de las ganancias y, obvio, no quieren perder frente al resto). Entonces si en una tienda el libro está más barato o gratuito, los bots de Amazon lo detectan y empiezan a regalar el libro.

Pero lo que le pasó a James Crawford fue algo distinto. Como parte de su estrategia para vender más libros decidió regalar los primeros tres capítulos de Blood soakes and contagious en la Nook Store. El problema fue que Amazon detectó esto, lo interpretó como que estaba regalando el libro entero y por lo tanto, le cortó el precio y lo empezó a regalar.

El 7 de octubre, Crawford notó el error y empezó a pelear con el sistema de servicio al consumidor de KDP, quienes no le dieron mayor importancia. Recién el 20 de octubre Amazon reconoció el error y cambió el precio del libro a los US$ 5.99 que costaba originalmente. El problema es que a esa fecha el libro había sido descargado gratuitamente 6116 veces.

Después de reconocer el programa, un representante de KDP llamó a Crawford y le agradeció por haber dado a conocer el problema que, según él, era algo que nunca antes había pasado. Si bien reconoció también que no trataron bien la situación inicialmente, le dijo que no le pagarían el dinero que dejó de percibir por haber regalado el libro.

¿Cuánto dinero era? Si cada descarga hubiera sido pagada Crawford habría ganado US$ 12.822,19, aunque si el libro no hubiera estado gratis quizás no habría sido descargado tantas veces. Por lo mismo, es difícil establecer el dinero perdido. Cuando Crawford subió su historia a su sitio personal, muchos comentarios decían que debería tomar acciones legales contra Amazon, mientras que otros dicen que debería simplemente disfrutar de la nueva publicidad para conseguir más lectores para futuros libros.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario