La veda electoral no se aplicará en las redes sociales para las elecciones de octubre

Durante 2011 se renovaron cargos ejecutivos en todas las provincias argentinas y por primera vez en la historia, se realizaron elecciones primarias para elegir a los candidatos a presidente que se presentarán el 23 de octubre a la elección definitiva.

Tal como dicta la justicia electoral, 48 horas antes de cada acto eleccionario se debe terminar con la difusión de todo tipo de propaganda de campaña en cualquier medio de comunicación. Esta medida también alcanza a quienes durante el proceso de votación hicieran cualquier tipo de mención a un candidato. Pero como los tiempos cambian muchos más rápido que las leyes, algo que se veía venir comenzó a hacer ruido.

Desde la exitosa campaña de Obama que lo llevó directo al sillón de George Washington y que según los analistas estuvo apoyada en gran medida en su inteligente y moderna campaña digital, todos los políticos comenzaron a invadir las redes sociales en la búsqueda de esa afinidad que muchas veces les resulta esquiva en la vida real.

Como decíamos, para la justicia algunos procesos de cambio resultan lentos y en las pasadas elecciones primarias del pasado 14 de agosto se generó un fuerte debate en torno a la participación e influencia de las redes sociales en el último tramo previo a la votación y de qué manera podría esto influir en la decisión del gran porcentaje de ciudadanos que no habían definido su voto. A pesar de que la Justicia Electoral intentó frenar la difusión de la militancia por estos canales virtuales, poco pudo hacer ya que no figura en ningún párrafo de la Ley de Veda Electoral este tipo de herramientas de propaganda.

El Director Electoral Alejandro Tullio informó que para las elecciones del 23 de octubre las redes sociales no estarán alcanzadas por las restricciones previas a la votación, con la aclaración de que esto sólo regirá para los ciudadanos y los candidatos no podrán utilizar este recurso para seguir haciendo publicidad.

Con respecto a esta decisión, se expresó de una forma vaga y un tanto confusa: “En un medio de comunicación masivo, está la responsabilidad del periodista y del propio medio, en cambio, el Twitter, por ejemplo, no tiene dueño, no hay edición”.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario