Estados Unidos sospecha que China hackeó satélites

Aunque están a miles de kilómetros de distancia de la superficie de nuestro planeta, tal parece que es posible hackear un satélite, según un informe que relata dos incidentes ocurridos en 2007 y 2008.

El informe, adelantado por la agencia Bloomberg, fue elaborado por una comisión anual del Congreso de Estados Unidos y se publicará oficialmente el próximo mes. Aunque no acusa directamente a China de la intervención, sí señala que los descubrimientos son consistentes con documentos chinos referentes a cómo desactivar los sistemas espaciales enemigos. China ha negado insistentemente estar involucrado ciberataques a otros países.

Los incidentes ocurrieron a través de la estación terrestre Svalbard en Spitsbergen, en Noruega, que se conectó con el satélite de observación Landsat-7. Esta unidad experimentó “12 o más minutos” de interferencia en octubre de 2007, lo que se repitió en julio de 2008. El informe también habla de que el satélite Terra AM-1 también fue interferido, aunque no se sabe si los dos eventos estuvieron relacionados.

El informe señala que la estación en cuestión “rutinariamente depende de Internet para acceder a datos y transferir archivos”.

Como se trata de satélites de observación de clima y de terreno, el peligro no fue mucho, aunque el informe destaca que esto podría ser diferente si se ataca satélites con “funciones más sensibles”. “Acceso a los controles del satélites podría permitir a un atacante dañar o destruir el mismo. Un atacante también podría negar, degradar, inventar datos o de alguna manera manipular las transmisiones del satélite”, agrega el documento.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario