Se aprueba en Europa la extensión para la protección de copyright en obras fonográficas

El Consejo de la Unión Europea aprobó la extensión de otros 20 años para la protección de copyright en las grabaciones fonográficas.

La industria de la música ha logrado hacer suficiente presión para extender los derechos de músicos y productores de 50 a 70 años, con el objetivo de que sus artistas puedan seguir recibiendo ingresos tras su jubilación, antes de que la obra pase a ser de dominio público.

Según el Convenio de Berna, para que las obras literarias, artísticas o científicas sean de dominio público deberán pasar 50 años desde la muerte de su autor como mínimo. Para el caso de intérpretes y productores de fonogramas, en el Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas, se establece el derecho a una remuneración única y equitativa por el uso directo o indirecto de sus fonogramas, ya sea que éstos se editen con propósitos comerciales o sean transmitidos/comunicados al público por medios electrónicos.

Hasta hace unos días la vigencia de esta protección también debía ser de 50 años, sin embargo en Europa se ha extendido el plazo y ahora deberás esperar hasta después del año 2032 para descargar gratuitamente la música grabada por los Beatles en 1962 o el single Satisfaction de The Rolling Stones en 1965.

“Los artistas en general, comienzan sus carreras jóvenes y el plazo actual de protección de 50 años no protege sus obras toda su vida, de manera que muchos artistas se enfrentarán a una brecha de ingresos al final de sus días. Con esta ampliación, los músicos seguirán recibiendo durante 20 años más los derechos que generen las reproducciones de sus obras”, dijo el Consejo.

En 2008, la Unión Europea anunció un plan para extender los derechos de autor musicales a 95 años. El objetivo era “ayudar a los músicos retirados”, sobre todo aquellos que percibieron algo de dinero de sus grabaciones durante 50 años y estaban apunto de perder estos ingresos. En 2009, el Parlamento Europeo aprobó la extensión pero solo a 70 años, sin embargo la propuesta fue bloqueada por el Consejo. Finalmente tras dos años de cabildeo y el consenso de varios países en la UE, se ha aprobado la medida.

El Partido Pirata por su parte ha manifestado que la extensión es una burla a los europeos:

“Los únicos beneficiarios de esta decisión son quienes la han promovido y, durante casi una década, han presionado por todos los medios al alcance de sus bolsillos a los parlamentarios europeos: las grandes productoras y distribuidoras multinacionales de música. Los perjudicados por la decisión son, por un lado los consumidores europeos, que deberán pagarles este extra a la industria, y por otro los propios músicos y todos los que participan en el proceso de creación de una canción, que se ven abocados a seguir sosteniendo un modelo negocio injusto, y completamente obsoleto.

Cuando estaban a punto de pasar al dominio público las primeras obras de artistas universales como, por ejemplo, los Beatles, las discográficas han decidido ahorrarse el esfuerzo de repensar su negocio, embolsándose el dinero que pretenden sacarles a todos los europeos con esta incomprensible decisión de sus señorías, parapetadas en sus escaños de Bruselas, ajenas a la realidad.”

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario