Mi propuesta de un nuevo formato del sistema de ligas del fútbol argentino

Hace unos semanas, se volvió un tema de conversación obligado el proyecto de una modificación en el fútbol argentino, con la creación de un torneo de 38 equipos, o sea, la unión de la actual Primera División y la Primera B Nacional. Luego de que la mayoría de la gente se opusiera, esta idea dio marcha atrás (¿definitivamente?), aunque queda claro que algo no va bien el este formato de sistema de ligas.

Por sistema de ligas se debe entender las diferentes categorías y torneos que forman el fútbol argentino. En la actualidad (y desde la temporada 2004/05), hay 8 torneos divididos en 5 categorías, que son:

  1. Primera División (20 equipos).
  2. Primera B Nacional (20 equipos).
  3. Torneo Argentino A (25 equipos) y Primera B Metropolitana (21 equipos).
  4. Torneo Argentino B (60 equipos) y Primera C Metropolitana (20 equipos).
  5. Torneo del Interior (319 equipos en la edición 2011)Primera D Metropolitana (18 equipos).
  6. Luego, vienen las ligas, que serían la sexta categoría.
¿Y a que se debe la división que se produce a partir de la tercera división? Pues allí se da la separación entre los equipos directamente afiliados a la AFA y los indirectamente afiliados. ¿Que significa esto? Los directamente afiliados están vinculados directamente a la AFA, mientras que los indirectamente afiliados están vinculados a una liga. Estas ligas están afiliadas directamente a AFA, no así los clubes. Los clubes directamente afiliados están ubicados casi todos en Capital Federal y Gran Buenos Aires (hay algunos rosarinos y santafesinos), mientras que los clubes indirectamente afiliados son... los del resto del país.

Esto significa que la división no es otra cosa que los equipos de Capital Federal y alrededores por un lado y los equipos del resto de Argentina por el otro. Una locura, pero siempre hubo un marcado centralismo en el fútbol argentino. Como bien podemos observar aquí, de 1931 a 1966, el fútbol estuvo organizado en y para Buenos Aires. Solo los equipos de esa zona (más algún que otro de la provincia de Santa Fe) participaban, mientras que los equipos del interior jugaban en sus respectivas ligas. Pero al día de hoy, a la hora de contar los títulos, los de Primera A se cuentan como si los ganadores fueran campeones de Argentina. Cosa que no es cierto.

En 1967 aparecieron los Nacionales y los Metropolitanos. Increíblemente, eran ubicados en el mismo escalón, en otra muestra de centralismo porteño. Los equipos del interior clasificaban según las ligas o a través del Torneo Regional. Los equipos de Buenos Aires tenían tres categorías de ascenso, al igual que en el periodo 1931-1966 (Primera B, Primera C, Primera D).

Luego, en 1986, se crea la Primera División, y la Primera B Nacional como la máxima categoría del ascenso. Y nuevamente, la separación Buenos Aires-resto del país. Por el lado metropolitano, continuaron la Primera B, C y D (hasta el día de hoy). En tanto, por el lado del interior, de 1986 a 1994, el Torneo del Interior era el 3° escalón, y luego aparecían las ligas. En 1995 se crea el Torneo Argentino A, y el Torneo del Interior pasó a llamarse Torneo Argentino B. Y desde 2004, el Argentino B y el Torneo del Interior se separaron, dando lugar al actual sistema.

Dejando ya en claro el aspecto histórico, retomemos el proyecto del torneo de 38 equipos. Este megatorneo se justificaba bajo el pretexto de que habría mayor federalismo, cosa que es mentira, ya que si sumamos los 40 equipos que están en Primera División y en la Primera B Nacional en la temporada 2011/12, 11 equipos están en el Conurbano bonaerense, 9 en Capital Federal y 4 en el resto de la provincia de Buenos Aires. O sea, ¡24 de 40!, más de la mitad. Si eso es federalismo, no quiero imaginarme lo que será centralismo para esta gente...

Oportunamente, hace varios años ya que estoy en desacuerdo con esto. Y a principios de este año 2011, me puse a diseñar un nuevo sistema de ligas. Uno más justo, más equitativo, que abarque todo el país, y sin necesidad de locuras como un proyecto de megatorneo de 38 equipos o un torneo que se disputa en la actualidad de 319 equipos.

¿Que hice? Me inspiré en el sistema de ligas del fútbol de Inglaterra, en donde la división geográfica existe, pero de un modo justo. O sea, en el sentido de la palabra, por zonas. E incluso, son muchas divisiones. Por eso me propuse hacer algo así. Tarde varios meses para hacerlo, pero a partir de la temporada 2010/11 del fútbol argentino, redistribuí a los equipos de la B, C y D Metro y los Torneos Argentinos A y B. Y también use cientos de equipos del Torneo del Interior. Y en varios casos, tuve que recurrir a la liga local. Ocho divisiones, 19 torneos hasta la séptima categoría, 23 torneos en la octava, y luego (a partir del noveno nivel), las ligas regionales. Pueden ver el PDF a continuación con el esquema y los clubes (pueden verlo con más detalle acá):


Por supuesto, esto no queda aquí, hay mucho por aclarar, y perdón por el tamaño de este post. Vamos por parte:

  • La Primera División y la Segunda División están iguales a las actuales Primera División y B Nacional (temporada 2011/12).
  • La Tercera División (20 equipos) la armé con los ocho clubes mejor ubicados de la B Metropolitana y del Argentino A de la temporada 2010/11 (exceptuando los ascendidos), más los dos equipos que descendieron de la B Nacional (también hubo descenso por promoción, pero se sobreentiende el reemplazo).
  • La Cuarta División la armé con los restantes equipos de la B Metropolitana y del Argentino A 2010/11. A estos les sumé el campeón de la Primera C y el mejor equipo en puntos del Argentino B, para alcanzar la caprichosa cifra de 24 equipos.
  • A partir de la Quinta División se produce la división geográfica. Tres torneos, zona norte, zona centro y zona sur, cada uno independiente del otro. Pueden ver la división en el mapa del PDF. Esta categoría la armé con equipos de la C Metropolitana, del Argentino B y del Torneo del Interior.
  • En la Sexta División se vuelve a producir una división geográfica. Seis torneos, cada uno independiente del otro. Idéntico caso con la Séptima División. Aquí comienzan a aparecen los equipos de la D Metropolitana.
  • La Octava División son torneos por provincias, en donde las ligas son dueñas de las plazas, no los clubes. Esto quiere decir que año tras año se renuevan los participantes (como en el actual Torneo del Interior). Dentro del PDF hay una salvedad respecto al torneo de Buenos Aires.
  • La Novena División y más” son las ligas regionales.
  • Luego, aparece un formato de Copa Argentina adaptado a este nuevo sistema, en donde se incluyen los equipos de hasta la Séptima División (con un asterisco aclarado al final de este post).
Ahora, cuestiones que no puedo dejar de aclarar, que no figuran en el PDF:

  • Todos los torneos son a dos rondas (ida y vuelta), el que más puntos tiene es campeón.
  • No hay promedios, ascienden los tres mejores y descienden los tres peores. Hasta la Cuarta División, el cuarto peor ubicado de la categoría superior y el cuarto mejor ubicado de la categoría inferior juegan la promoción.
  • En cuanto a los ascensos descensos de la Cuarta División y la Quinta División: Los campeones de los tres torneo de la Quinta División ascienden, los subcampeones promocionan. ¿Con quien? En la Cuarta División habrá tres tablas paralelas, armadas según la división geográfica que se da en la Quinta División. Los equipos que finalicen últimos en estás tablas descienden, y los antepenúltimos revalidan.
  • En cuanto a los ascensos descensos de la Quinta División y la Sexta División: Algo parecido los campeones de los seis torneos de la Sexta División ascienden, los subcampeones promocionan. Nuevamente se utiliza el régimen de las tablas por división geográfica para determinar los descensos y las revalidas.
  • Los dos últimos equipos de la Sexta División descienden a la Séptima División, mientras que los dos antepenúltimos revalidan.
  • En el caso de la Octava División, cada torneo estará organizado por la federación de cada provincia. O sea, que cada torneo puede varias la cantidad de equipo, el tiempo de disputa, y el formato. Lo único que es igual para todos es que otorga un ascenso a la Séptima División. En tanto, desde la Séptima División se producirán cuatro descensos, uno a cada torneo provincial (por el torneo de Buenos Aires se producirán dos ascensos y dos descensos). O sea, 24 ascensos y 24 descensos. Para las promociones, los cuatro subcampeones de cada zona jugarán un repechaje, quedando un equipo ganador, que será quien juegue la revalida.
Por lo tanto, vale aclarar que por reglamente, en la Séptima División es obligatorio que haya un mínimo de dos equipos de una provincia. Y en la Cuarta División, deberá haber un mínimo de dos equipos por zona.

También es necesario aclarar que es cierto que algunos equipos se verán perjudicados con descensos (algunos equipos de la actual D Metropolitana bajarían tres categorías), pero el beneficio sería mucho mayor que el daño, ya que permitiría la real federalización del fútbol, dandole la oportunidad a cientos de clubes del interior a poder participar del fútbol argentino.

Otro detalle. En la sección de la Copa Argentina en el PDF, en donde se enumeran los participantes, menciono “24 invitados por AFA. Después de meditarlo, decidí que lo correcto sea que esos lugares se ganen con una fase previa entre los 24 equipos descendidos de la Séptima División a la Octava División de la temporada pasada más los 24 equipos que pierdan la promoción de esas dos categorías. Vale la pena aclararlo (este es el asterisco antes mencionado).

Cualquier comentario, duda, queja, lo que sea, no dude en dejar un comentario. Saludos.

1 comentarios:

Ranking Argentino dijo...

Excelente Juan. Un gran trabajo. Es lo que siempre pensé que se debería hacer. Es más, mi blog, desde el comienzo, tuvo la intención de que la gente "sepa" que hay fútbol en el interior del país y que no se resume a Primera Division - Primera D. Alcemos las voces y serán escuchadas (?).

Saludos!

Publicar un comentario