Estados Unidos rechaza los alegatos de Roja Directa, no le devolverán el dominio

A principios de este año, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos confiscó el dominio rojadirecta.org por violar los derechos de autor. El sitio se defendió con una apelación, donde alega que la captura del dominio viola la libertad de expresión.

La Corte finalmente dio a conocer su veredicto: Estados Unidos actuó bien, la confiscación no viola la libertad de expresión, y no se le devolverá el dominio a sus dueños españoles.

La empresa detrás de Roja Directa, Puerto 80, ingresó la apelación en una corte en Nueva York, que fue respaldada por la Electronic Frontier Foundation (EFF).

Puerto 80 alega que, al confiscar los nombres de dominio, el gobierno ha suprimido el contenido en los ‘foros’ de sus sitios web, los que pueden ser accedidos al hacer clic en un link en el lado superior izquierdo del sitio. El principal propósito de los sitios de Roja Directa, sin embargo, es catalogar links a eventos deportivos protegidos por derecho de autor; cualquier argumento contrario es claramente falso”, afirmó el juez.

La autoridad agregó además que la queja de que el tráfico al sitio cayó 32% desde la confiscación no es un problema, porque los visitantes todavía pueden acceder a través de otros dominios extranjeros. Respecto al reclamo de Puerto 80 de que es difícil informar a los usuarios sobre las alternativas, el juez indicó que el sitio “tiene una amplia presencia en Internet y simplemente puede distribuir información sobre la confiscación y sus nuevos nombres de dominio a sus clientes”.

El juez básicamente argumenta que el objetivo principal de Roja Directa es transmitir contenidos ilegales, no compartir opiniones (legales) en el foro.

La EFF, en tanto, consideró que la decisión del juez es errónea. Dos decisiones anteriores de la Corte Suprema concluyeron que tener alternativas disponibles no significa que la liberta de expresión no fue violada. Además, dicen, “el mero hecho de encontrar una ‘causa probable’ no puede y no debe justificar una restricción a priori. Cómo la Corte cree que la confiscación satisface la Primera Enmienda en este asunto es un misterio”.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario