El gobierno británico se reunirá con RIM, Facebook y Twitter para analizar los disturbios

Tras los disturbios acontecidos en Londres, el gobierno británico achacó a las redes sociales y servicios como BlackBerry Messenger parte de la responsabilidad de la difusión de estas acciones, es decir, sirvieron como canal de comunicación a los instigadores de las revueltas y les permitieron organizarse mejor. Como fruto del análisis que sigue a estos hechos, el Gobierno emplazó a Facebook, Twitter y RIM a una reunión que, según informa la BBC, tiene ya fecha y se celebrará el próximo jueves 25 de agosto.

La reunión, a la que por parte del ejecutivo británico asistirá la Secretaria de Interior, Theresa May, por ahora sólo tiene como asistentes confirmados a Facebook que, a través de un portavoz, ha comentado

“Esperamos que esta reunión con la Secretaria de Interior nos sirva para exponer las medidas que hemos tomado para asegurar que Facebook es un lugar seguro y una plataforma positiva para los ciudadanos del Reino Unido en estos tiempos de cambio.”

RIM ha sido muy criticado estos días a causa de BlackBerry Messenger, servicio que fue utilizado intensamente por los organizadores de las revueltas y que sirvió como plataforma de difusión, al igual que Facebook que, además, saltó a la palestra tras la sentencia de 4 años de prisión que le han caído a dos de los instigadores que, precisamente, utilizaron la red social de Mark Zuckerberg para difundir sus actuaciones.

¿Y de qué hablarán? ¿De censura? La verdad es que la línea que existe entre la censura y “el control de la información en casos de emergencia” es extremadamente delgada y, por desgracia, los gobiernos suelen confundirla o terminan pervirtiendo la idea. David Cameron, el Primer Ministro, en una sesión en el parlamento dejó caer su visión sobre la contribución de las redes sociales a las revueltas:

“Estamos trabajando con la Policía, los servicios de inteligencia y la industria para ver si es posible detener el flujo de mensajes que circulan por estos sitios web que incitan a la violencia, al desorden público y la criminalidad.”

La posibilidad de que el Gobierno pueda bloquear las redes sociales y otras plataformas en casos de emergencia está suscitando un gran debate social en el Reino Unido y fuera del país, sobre todo, porque el cierre de una plataforma (o su bloqueo o la censura) no harían más que avivar cualquier llama y abriría nuevos canales de comunicación alternativos.

Por ahora, tan sólo Facebook ha confirmado su asistencia, si bien RIM siempre se ha mostrado bastante colaborador y no hay duda de que también asista:

“Nos mantenemos firmes con el ofrecimiento que hicimos el 11 de agosto al Primer Ministro y la Secretaria de Interior. Agradecemos la oportunidad que se nos brinda para consensuar una postura común entre autoridades y compañías de la industria tecnológica y de telecomunicaciones.”

Vía: Bitelia

0 comentarios:

Publicar un comentario