ISPs de Estados Unidos acuerdan tomar medidas contra usuarios piratas

Mientras en Países Bajos se aprueba una ley de neutralidad en la red que prohíbe a los ISP bloquear o cobrar extra por los contenidos y aplicaciones que hay en Internet, en Estados Unidos los operadores están fraguando un acuerdo con la RIAA, MPAA y otras organizaciones de derechos de autor que se opone a estos principios.

Según publica CNET, tras años de negociación, AT&T, Comcast y Verizon estarían cerca de cerrar un acuerdo con empresas de medios y entretenimiento que establecería castigos al estilo de la Ley Hadopi para los usuarios que descarguen películas piratas, música o cualquier otro contenido protegido por derechos de autor.

De acuerdo al plan, los suscriptores que continuamente infringen los derechos de autor recibirían primero una advertencia escrita de parte de los ISP. Si continúan su actividad, los ISP podrían tomar medidas más severas, como reducirle la velocidad de conexión o limitar su acceso a la web. Por ejemplo, se podría permitir que el individuo visite sólo 200 sitios web, mientras que el resto estaría fuera de alcance hasta que el tipo deje de descargar cosas piratas. El cliente también podría ser enviado a participar en un “programa de educación” sobre la ley de derechos de autor y la creación de contenidos.

Lo curioso de todo esto es que aquí los que acusan y entregan el castigo son las compañías dueñas del contenido, no hay intervención de un juez ni un debido proceso. Los ISP estarían actuando siguiendo únicamente lo que dice la RIAA, la MPAA y la NCTA, sin que los clientes, que contrataron el servicio de Internet, tengan alguna defensa.

Por otro lado, se trataría de un acuerdo completamente privado, sin intervención ni de las leyes ni del gobierno. De acuerdo a lo que señala CNET, la Casa Blanca respaldaría este plan. El gobierno ha subrayado que la propiedad intelectual es importante para la economía del país y ha prometido luchar contra la piratería, lo que estaría dando un apoyo implícito a una iniciativa de este tipo.

Habrá que ver si este acuerdo se concreta, aunque está claro que enfrentará oposición de parte de los clientes de las empresas involucradas. Nuevamente, el problema aquí es de los estudios, que han fallado en encontrar otra forma de distribuir y cobrar por sus contenidos. Servicios como Amazon, iTunes y Netflix en cambio sí han jugado mejor este juego.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario