El partido entre Argentina y Nigeria, bajo la lupa por las apuestas

Tras la derrota del combinado “albiceleste” por 4 a 1 ante Nigeria, la FIFA está investigando al árbitro Ibrahim Chaibou, a raíz del penal inventado, con el que descontó Mauro Boselli, en el octavo minuto de descuento, tiempo que se adicionó inexplicablemente. Además, sobre el final crecieron notoriamente las apuestas, que indicaban que habría un gol más

El periódico The Daily Telegraph publicó en su edición de hoy un artículo en el cual manifiesta las claras sospechas en torno al encuentro que Argentina jugó ante el combinado africano, como amistoso preparatorio de cara a la Copa América.

Tras haber reconocido un claro aumento en las apuestas en los últimos minutos, el medio inglés afirmó que “la FIFA está investigando patrones inusuales de apuestas internacionales”. A lo que agregó que un portavoz de la misma entidad reconoció que “La FIFA puede confirmar que este partido entre Nigeria y Argentina era uno que tenía un gran interés y forma parte de una más amplia investigación en curso”.

De más está decir, que no están bajo sospechas los jugadores, sino que las dudas giran en torno al árbitro, Ibrahim Chaibou, de la República de Níger. Misma persona que estuvo a cargo del encuentro amistoso disputado el 7 de septiembre entre Bahrein y un falso equipo de Togo, otro juego bajo investigación, debido a que el organizador del encuentro fue Wilson Ramirez Perumal, condenado por fijar partidos y acusado de sobornar a jugadores para arreglar partidos en la liga finlandesa.

Además, Chaibou dirigió otros dos partidos “sospechados”: El primero, disputado el 31 de mayo de 2010, en donde Sudáfrica derrotó a Guatemala por 5 a 1, cobrando dos penales (uno inexistente) a favor de los africanos, y otro, también dudoso, para los centroamericanos, mientras que el 17 de noviembre pasado, dirigió la victoria de Ecuador por 4 a 1 ante Venezuela, donde también cobró dos penales dudosos, también fueron en tiempo de descuento (uno en cada tiempo) y también fue uno para cada equipo.

“La FIFA está recibiendo gran cantidad de información y cooperación a través de Europa, Asia, África y América del Sur y Central, y como una organización que se ha comprometido a abordar este problema de la manera más enérgica posible”, agregó un portavoz de la FIFA al periódico inglés. The Daily Telegraph también habló con Matthew Benham de SmartOdds, una empresa de apuestas online, quien mencionó “algunos movimientos locos en el mercado en funcionamiento a principios del partido y con 86 minutos de juego las probabilidades de 4.50 (con un quinto gol que se anotó) es absolutamente loco”.

En tanto, un apostador profesional se comunicó con Mundo D y advirtió que hubo otra situación extraña durante el desarrollo de este partido. Según la fuente, si bien no pudo seguir el minuto a minuto de las apuestas, “está claro que hubo algo raro”. ¿Por qué? “No es común que un gol luego del minuto 80 pague tan sólo 1.5 más por unidad apostada, explicó.

En foros de Internet sobre apuestas, se debatió el tema, y los apostadores no tenían dudas del defalco. “Está claro que el árbitro estaba vendido. Y casi seguro que era para que se marcara un gol más desde el minuto 80 en adelante. Los que ‘compraron’ al arbitro deben haber ganado bastante dinero apostando ‘over4.5 en los ultimos minutos”, explicó el apostador.

¿Cómo funcionan las apuestas?

Al comenzar un partido, las casas dedicadas al juego (on line) proponen, según las tendencias, los porcentajes que pagarán a las diferentes combinaciones de resultados y también por situaciones temporales (como, por ejemplo, se puede apostar por el momento que se marcará un gol).

Las casas de apuestas van chequeando el comportamiento de los apostadores y saben cuándo bajar el porcentaje que se pagaría de acuerdo a lo que se apuesta. Por ejemplo: si notan que hay un movimiento de dinero importantante hacia una jugada puntual (por ejemplo, se apuesta que habrá un gol después de los 80 minutos), suelen hacer decrecer el pago por esa chance cuando debería ser al revés: mientras más tiempo pasa, menos chances de marcar tiene un equipo que además, como en el caso de Argentina, caía 4 a 0.

Cabe destacar que el juez tuvo un par de acciones llamativas durante el partido: primero cobró un penal a favor del equipo nigeriano durante el primer tiempo, luego precisó en ocho la cantidad de minutos necesarios como tiempo de recuperación y, por último, otorgó un penal inexistente, en tiempo de agregado, para la Argentina.

Vía: Playfutbol y Mundo D (1 y 2)

0 comentarios:

Publicar un comentario