BMW trabaja en un algoritmo para ayudar a salvar vidas en accidentes de tráfico

En la actualidad algunos coches incorporan un sistema que después de un accidente realiza automáticamente una llamada al servicio de emergencias, gracias a este sistema pueden conocer de primera mano el estado de los ocupantes del vehículo y tomar decisiones para la asistencia al accidente. El fabricante alemán BMW está trabajando junto con la Universidad de Miami para mejorar dicho sistema, usando un algoritmo que pueda dar información lo más precisa posible sobre las lesiones que puedan padecer las personas dentro del vehículo.

Los vehículos que cuentan con el sistema ACN realizan estas llamadas de emergencia, en las que los miembros del servicio de asistencia a este tipo de llamadas se encargan de recabar información y de tranquilizar a las personas que han sufrido el accidente. El doctor Jeffrey S. Augenstein del Lehman Center afirma que en un 92% de las ocasiones en los que se produce un accidente, y el vehículo incorpora este sistema, han podido establecer contacto con los ocupantes mediante la llamada de emergencia, mientras que el porcentaje restante se trataba de casos en el que los habitantes del vehículo estaban demasiado heridos para responder o bien ya habían salido del coche.

En la actualidad los sistemas más avanzados pueden enviar información precisa sobre diferentes elementos del accidente. Esta información puede ser de utilidad, pero no es interpretada y entre ella se encuentran el sentido del coche, el ángulo en el que este ha impactado, si los airbags se han desplegado y otros efectos que hayan podido darse, como el choque en si o vuelco de este. Con el sistema mejorado se pretende añadir interpretación mediante un algoritmo el cual podría proveer de información muy valiosa y determinante para tener una asistencia rápida.

Lo que se busca con este ACN mejorado es reducir el tiempo en la asistencia, lo cual podría ser vital para casos en los que se puedan producir lesiones graves o incluso en los que la vida corra peligro. Con esta interpretación de datos de BMW se puede sugerir si un paciente puede sufrir una lesión en el hígado, puede tener un corte en una vena aorta o si se pueden dar casos derrames internos, en los que inicialmente la persona puede hablar normalmente con la asistencia mediante teléfono pero no es consciente de las lesiones internas que puede sufrir.

Toda esta información se consigue gracias a los múltiple sensores que lleva incorporados el vehículo y con la información recabada sobre estos y lo análisis de los accidentes que se han producido anteriormente el algoritmo daría indicaciones concretas sobre las posibles lesiones de los ocupantes o incluso sobre la necesidad de enviar un helicóptero de asistencia para proceder a una evacuación rápida.

Por el momento este sistema se encuentra en desarrollo y la mejora de este algoritmo no debe ser lo único en lo que se trabaje, sino que también se deben mejorar las infraestructuras y sistemas para que estas comunicaciones lleguen de una mejor forma a los centros de asistencia. Sea como fuere, que se trabajen en este tipo de soluciones es algo muy bueno y una clara muestra de lo que la tecnología puede por nosotros si esta es empleada correctamente.

Vía: ALT1040

0 comentarios:

Publicar un comentario