La nueva ley de copyright portuguesa haría las licencias Creative Commons ilegales

Los contenidos libres y autores que quieran publicar sus trabajos bajo licencias de libre distribución como Creative Commons vuelven a estar en jaque. Si ya de por sí las entidades gestoras suelen tener muy poco respeto por estas, ahora parece ser que el Partido Socialista de Portugal estaría preparando una ley que las prohíbe explícitamente.

La alarma ha saltado con el debate por la copia privada y con uno de los primeros borradores que se están preparando para su futura ley. Entre sus puntos se incluye un artículo de inalienabilidad y no renunciabilidad que especifica que los autores no podrán renunciar al beneficio económico fruto de sus trabajos.

Se trata del artículo 5:

Artículo 5 (Inalienabilidad y No-Renunciabilidad) - La compensación equitativa de los autores, artistas, intérpretes o ejecutivos es inalienable y no renunciable, siendo nula cualquier otra cláusula contractual que la contradiga.

Este párrafo esta creando bastante ruido, y ya ha provocado toda una serie de comentarios en contra y, sobre todo, muchas dudas por parte de autores y también consumidores de cultura.

No esta claro si las pretensiones del gobierno son, definitivamente las de neutralizar las licencias Creative Commons, pero tampoco sería tan extraño ya que el gobierno comparte gran parte de los intereses con la sociedad de autores. En el caso de Portugal, el organismo encargado de este tema es la SPA, Sociedade Portuguesa de Autores, los cuales coinciden prácticamente en la totalidad de las ideas con el gobierno y partido impulsor de la nueva ley.

Las licencias Creative Commons vienen directamente del las licencias y el concepto GPL, y al igual que este, su propósito es defender los contenidos libres, en muchos casos protegiéndolos de intentos de apropiación por parte de entidades que habitualmente están por encima de los propios autores, como puede ser el caso de la SGAE. Por supuesto, son los autores los que deciden el tipo de licencia que quieren aplicar a sus obras, pero en muchos casos si estos quieren pertenecer a las sociedades deben aceptar que sus trabajos no podrán ser publicados bajo licencia CC.

Y es que, lamentablemente, lo habitual es que los gobiernos y las entidades gestoras encargadas de regular y vigilar los derechos de autor, no suelan estar interesadas en Creative Commons o incluso suelan estar en contra de este tipo de licencias. Hace unos días veíamos el ejemplo de la MPAA (Motion Picture Association of America), organismo encargado de velar por los intereses de los estudios cinematográficos estadounidenses, quienes declaraban abiertamente que no siempre estaban de acuerdo con las licencias Creative Commons y que democratizar la cultura no esta entre su lista de prioridades y no les interesa.

Vía: Bitelia

0 comentarios:

Publicar un comentario