Google se niega a acatar varias normas de la Ley Sinde india

La República de la India acaba de formular nuevas normas sobre la utilización de Internet. Estas nuevas regulaciones, que fueron preparados a lo largo del último año y finalizadas este mes de abril, estipulan que ningún usuario podrá hospedar, mostrar, subir, modificar, publicar o transmitir información potencialmente perjudicial para otras personas, y que serán los sitios web (y sus responsables) los que tendrán que eliminar dicha información en un plazo no mayor a las 36 horas después de recibir una notificación del gobierno o de las autoridades pertinentes.

Sin embargo, la definición de perjudicial y otros términos utilizados como blasfemo o invasivo no queda del todo clara y podría ser interpretada por las autoridades indias según conveniencia, algo que lamentablemente ya pasa en situaciones similares como la famosa y polémica Ley Sinde.

En un movimiento que era previsible, Google ha sido de las primeras empresas extranjeras que operan en el país asiático en protestar y mostrar su oposición respecto a las nuevas normas. La empresa de Mountain View asegura que las nuevas normas y concretamente la obligación de retirar el contenido en el plazo de 36 horas podría obstaculizar sus operaciones y las de otras compañías, las cuales serían hechas responsables por un contenido que han publicado terceras personas, y estando expuestas a cuantiosas multas. De hecho, parece ser que, según un artículo del Wall Street Journal, Google ya habría empezado a recibir peticiones de eliminación de contenido por parte de las autoridades indias, peticiones que además pedirían al gigante americano eliminar (censurar) comentarios contra la propia ley.

Sin intención de someterse a las demandas del gobierno de la India, Google ha mandado un memorando confidencial a las autoridades reguladoras que contiene lo siguiente:

“Las compañías y empresas que operan en Internet juegan un papel crucial en determinar como de libre es este medio de comunicación para la gente de todo el mundo, especialmente los millones de personas de la India que día a día incrementan su utilización en sus vidas cotidianas.”
Por su parte, un portavoz del gobierno ha declarado que seguramente haya una clarificación en cuanto a los términos utilizados en la ley, la cual, con un poco de suerte, hará que esta cambie radicalmente. Y es que a la India no le interesa perder a una empresa como Google.

Vía: Bitelia

0 comentarios:

Publicar un comentario