En España editan manual para saltarse la Ley Sinde

¿Conocen el viejo dicho “Hecha la ley hecha la trampa”? Pues algo así es es este Manual de Desobediencia a la Ley Sinde obra del colectivo Hacktivistas, editado por Traficantes de sueños con el apoyo del periódico Diagonal. Una guía que ayuda a evitar los obstáculos de la citada ley y de paso demuestra su ineficacia. Sus creadores lo explican así:

“Las sentencias hasta la fecha dejaban claro que no había un delito penal en enlazar material con copyright, y por esa razón han creado un mecanismo administrativo que se salte el poder judicial. Una ley que además de inútil, abre el camino a la censura administrativa y a la vulneración de derechos fundamentales en Internet. Por si fuera poco, y como puede verse en http://sindegate.net es una ley nacida de las presiones de la administración estadounidense.”

Tanto la editorial como el diario apoyan la libre difusión de cultura e información, publicando sus obras bajo Creative Commons y licencias de libre difusión. Para Hacktivistas, el manual no aporta nada ilegal en sus consejos:

“Es importante destacar que no hemos inventado nada de lo que aparece en este manual. Todas estas herramientas ya estaban disponibles antes de que comenzarán a redactar la ley. Y si la comisión administrativa incorporara alguna novedad que impidiera el uso de alguna de estas herramientas, la sustituirá otra que no pueda ser detenida. Internet nació libre y seguirá libre. Con este manual solo queremos facilitar el cambio. Internautas y webmasters encontrarán en este manual los métodos que consideramos más útiles y sencillos de esquivar la ley o sus mecanismos de control.”

Por último, también tienen tiempo de acordarse de aquellos partidos y sociedades de gestión de derechos de autor que han hecho posible la polémica ley:

“Nos obligan a desobedecer la ley y a saltarnos sus mecanismos de control. En vez de promover la cultura, ilegalizan a quienes están dispuestos a crearla y promoverla. Mientras ellos crean comisiones de censura, nosotras y nosotros ‘rippeamos’, subtitulamos, traducimos y compartimos. Nos han convertido en delincuentes. Actuemos como tal. Detengamos la máquina.”

Con este manual, las voces que se han alzado contra la Ley Sinde y sobre todo han subrayado lo inútil de su aplicación ya tienen el soporte perfecto para sus argumentaciones.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario