EE.UU. introduce un proyecto de ley que haría del streaming un delito grave

Tres senadores de Estados Unidos han introducido un proyecto de ley que haría que la transmisión en streaming de música, video o cualquier otro tipo de contenido multimedia, sin autorización, fuera un delito grave. Este sinsentido busca, en palabras de sus creadores, cubrir un vacío de ley en la legislación actual estadounidense respecto a la criminalización de posible contenido ofensivo retransmitido de esta forma.

En el documento presentado por la administración se daban las primeras pinceladas a lo que sería un nuevo borrador para actualizar la ley de copia privada y hacerla compatible con la llamada era digital.

Este borrador a tomado forma y fue presentado como proyecto de ley la semana pasada por los senadores Amy Klobuchar, John Cornyn y Christopher Coons. La presentación coincide con la del llamado PROTECT IP, otra proyecto de ley importante enfocado a combatir los sitios que fomentan y facilitan la piratería.

En caso de que el proyecto salga adelante y se llegue a la creación de la ley, todos los sitios que ofrecen streaming de material con copyright estarían en el punto de mira de las autoridades, incluyendo servicios populares como YouTube o Vimeo. Y es que actualmente la ley define el streaming como exhibición pública en lugar de reproducción y distribución.

El tratamiento que recibirían sería similar al que ya tienen los sitios que ofrecen vínculos de descarga directa o buscadores de BitTorrent, que están siempre en el punto de mira de las autoridades.

¿Pero realmente necesita Estados Unidos una ley contra los sitios de streaming? Durante los últimos meses se han lanzado múltiples investigaciones contra varios sitios que ofrecen contenido en streaming a pesar de que la ley no ha sido aún ni formulada. En dichas investigaciones se ha llegado incluso a realizar detenciones, como la del dueño de Channelsurfing.net, sitio que ni siquiera ofrecía contenido sino que vinculaba diversos canales de streaming.

Estas investigaciones y detenciones indicarían una de dos: o que fueron ilegales, o que no es necesaria una nueva ley que regule el streaming. Ironías de la vida.

Vía: Bitelia

0 comentarios:

Publicar un comentario