En el mismo día, AOL cierra DownloadSquad, y, junto al Huffington Post, es demandado por blogueros para que les paguen

Que jornada la de AOL... Vamos por partes...

AOL decidió cerrar uno de sus más populares sitios de tecnología, DownloadSquad, en sus esfuerzos por aminorar costos. El sitio fue lanzado originalmente por Weblogs, empresa que fue adquirida por AOL en 2005. El sitio se dedicaba a cubrir software, sobre todo software libre, por lo que es posible que AOL no descubriera ninguna estrategia para hacer al sitio rentable pese a las millones de visitas que recibía al mes. Por supuesto, el editor del sitio, Sebastian Anthony, no está nada contento con la decisión, que calificó de “loca” en Twitter.

El cierre de DownloadSquad sigue la fusión de AOL con Huffington Post, proceso por el cual Arianna Huffington se convirtió en la editora jefe de 56 sitios y se enfocó a realizar algunas grandes modificaciones. Entre ellas, está el plan de desechar unos 30 blogs y “fusionarlos” con otros sitios del conglomerado que se han visto como marcas más fuertes. Los cambios no han sido fáciles: hace un par de semanas, la plana mayor de Engadget dejó el sitio y se fue a realizar un nuevo proyecto, abandonando el blog por diferencias con los planes de AOL.

Más tarde, ese mismo día... Otra noticia relacionada con AOL y Huffington Post, aunque no vinculada a DownloadSquad.

Arianna Huffington
Repasemos. El Huffington Post funciona de tal manera que gran parte del contenido que despliega el sitio le sale gratis. Así, es negocio redondo: recibe artículos gratis, los publica, recibe visitas gracias a ese contenido y gana (mucho) dinero con la publicidad que se despliega en el sitio. Según Arianna Huffington, no se paga por los artículos porque el Huffington Post funciona como un medio de exposición a los columnistas y blogueros, que pueden usarlo como plataforma para que después los contraten y les paguen mucho (pero en otra parte).

Mientras llega la oferta millonaria a esa otra parte, sin embargo, tienen que trabajar gratis, lo que no le ha parecido bien a gran parte de estos voluntarios. Un grupo de ellos ha lanzado así una demanda en contra de The Huffington Post, su fundadora Arianna Huffington y AOL, que adquirió el medio por US$315 millones en febrero. Los blogueros quieren ser compensados por el contenido que han contribuido gratis al sitio, y que ellos sostienen que ha ayudado a que el Huffington Post alcanzara el valor de US$315 millones por el que se vendió, una cantidad de la que por cierto no han visto un solo billete.

En respuesta a la demanda, el Huffington Post ha mantenido su posición de que “los blogueros usan nuestra plataforma” para ser vistos en la web, “de la misma manera en que cientos de personas van a shows de televisión para promover sus puntos de vista e ideas”. El sitio también indica que tienen un staff aparte de periodistas, editores y columnistas que sí son pagados.

Que día... Veremos como terminan estos asuntos, especialmente la demanda.

Vía: Fayer Wayer (1 y 2)

0 comentarios:

Publicar un comentario