El FBI habría encontrado al actor de Hollywood que filtraba las películas a The Pirate Bay

Wes DeSoto
En el mes de febrero, la MPAA denunció ante el FBI la distribución ilegal de cinco películas recientes a través del sitio The Pirate Bay. Han Larry, director de contenidos de la sociedad, comentó en ese momento que las películas eran copias en alta calidad que solo podían tener miembros de la Academia, copias que se suelen repartir un tiempo antes de los premios de Hollywood. Pues bien, en las últimas horas se ha registrado la casa del actor Wes DeSoto en busca de algún dato que lo implicara, encontrando en el caché de Google las pruebas del delito.

Wes DeSoto es miembro del Screen Actor's Guild y entre sus últimas actuaciones se encontraba algún capítulo de la serie CSI. DeSoto es sospechoso de subir antes de los lanzamientos oficiales varias de las películas más taquilleras de Estados Unidos a The Pirate Bay. No sólo eso, a DeSoto también se le investiga por, presuntamente, formar parte de TiMPE, uno de los grupos más famosos de liberación de archivos torrents.

Las pesquisas en torno al actor comenzaron tras la “huella” que dejó bajo su nombre de usuario mf34inc. Aunque todos los torrents habían sido eliminados, el caché de Google permitió a la policía obtener los registros del alías. En los mismos se identificaba al autor de subir las películas El Discurso del Rey, El Cisne Negro, El Luchador y 127 Horas entre los días 23 y 29 de enero.

Lo que finalmente desenmascaró al actor fueron los comentarios en torno a las descargas. Entre ellas, mf34incafirmaba que el origen de las películas era de iTunes HD SAG (siglas referidas a la sociedad de actores) disponibles por esas fechas únicamente para miembros de la asociación de actores, además de afirmar que se trataba de descargas reales, ya que él era un miembro de la asociación que quería compartir con los usuarios las películas.

Esto llevó al FBI a revisar los códigos personales de iTunes que tenía cada miembro, única vía para que cada uno accediera a los filmes. Paramount Pictures había insertado “marcas específicas” que identificaban cada código enviado a iTunes, así que finalmente DeSoto fue descubierto.

De acuerdo a la información obtenida por Wired, en el momento de la redada el actor declaró:

“No soy nadie en el mundo de los intercambios de archivos, esta investigación es excesiva y una pérdida de dinero de los impuestos que pagamos.”

Con la ley estadounidense en la mano, al actor le podrían caer hasta tres años de prisión, ya que se aplicaría la demanda en base a la liberación de un trabajo que estaba preparado para su distribución comercial. Mientras tanto, la MPAA puede respirar tranquila.

Vía: ALT1040

0 comentarios:

Publicar un comentario