Kristinn Hrafnsson toma las riendas y asegura que WikiLeaks seguirá operando

Con Julian Assange arrestado y esperando ver qué sucede con su situación legal frente a las acusaciones presentadas en Suecia, WikiLeaks no está para nada cerca de cerrarse o callarse. Las riendas las ha tomado Kristinn Hrafnsson, el segundo de la organización, y co-fundador de Sunshine Press Productions, quien hasta ahora venía actuando de vocero oficial.

Hrafnsson aseguró hoy que la organización no dejará de operar mientras su líder enfrenta a la justicia y que no detendrán la publicación de nuevos documentos; además dijo que considera al arresto como un ataque contra la libertad de medios.

Hrafnsson es un periodista de investigación de Islandia, que fue despedido de la televisión pública en su país justamente por colaborar con WikiLeaks para investigar al principal banco del país y destapar préstamos turbios a sus clientes VIP. Tal vez Hrafnsson tenga lo que muchos dicen que a Assange le falta, credenciales y carrera de periodista. Vocación de investigador, lo que es crucial ante el caudal y el calibre de documentos que recibe la organización, para publicarlos y liberarlos en forma responsable.

Hoy se habla mucho de eso de “matar al mensajero” y de la pelea personal contra Assange, que ha llegado a ponerlo al mismo nivel que los terroristas en la lista de más buscados de Interpol, pedir su extradición por acusaciones que un juez ya había descartado anteriormente. Pero está claro que WikiLeaks abarca mucho más que su fundador, que se ha vuelto sinónimo del esfuerzo de un equipo, una verdadera organización con personas fuertes y valientes detrás, que están dispuestas a seguir peleando por sus ideales contra las diversas trabas que les pongan. Los que lo conocen dicen que Hrafnsson es un hombre duro, claramente esta difícil batalla por la supervivencia de WikiLeaks recién comienza.

Vía: ALT1040

0 comentarios:

Publicar un comentario