Julian Assange podría ser acusado por conspiración

Por si no bastaran las acusaciones por espionaje que se le imputan a Julian Assange en los tribunales de Estados Unidos, los fiscales están buscando evidencia para cargar contra el fundador de WikiLeaks bajo el cargo de conspiración. Los abogados están rastreando cualquier indicio que sugiera que Assange alentó o ayudó a Bradley Manning a filtrar la información, sea mediante la instrucción de cómo descargar archivos, o incluso solicitándole al analista militar la obtención de cierto tipo de documentos.

Si se consigue acusar al recientemente liberado bajo fianza Assange de conspiración por robar información clasificada, entonces los fiscales lograrían evadir la Primera Enmienda, el mayor obstáculo legal para procesarlo. La petición original de extradición se basaba en la violación del Acta de Espionaje, que tipifica la comunicación de información secreta de seguridad nacional como un crimen. Sin embargo, las leyes de Estados Unidos protegían a Assange, pues no existen antecedentes de persecución a periodistas que realizan la misma actividad. Al acusarle de conspiración, perdería de forma automática esta protección.

Para armarse de evidencia, los fiscales han examinado los archivos de conversaciones de Bradley Manning con el hacker Adrian Lamo. En estas charlas, el militar confesó haber pasado material clasificado a WikiLeaks, así como sostener una relación única con Julian Assange, más allá de la que mantenía con otras fuentes.

Además, Manning reveló que el director de WikiLeaks le habría ofrecido una plaza dentro de la organización, misma que el analista desestimó en ese momento por razones personales. Los fiscales también investigan si Assange le otorgó a Manning el privilegio de una dirección FTP especial, de modo que los envíos de Bradley llegaran al inicio de la cola de revisión de WikiLeaks.

La clave está en que si los fiscales acusan a Assange de violar el Acta de Espionaje, se abriría el cuestionamiento hacia otros medios de comunicación por realizar actividades similares. El Departamento de Justicia no quiere meterse en semejante disputa, por lo que Assange sería juzgado por conspiración, bajo el delito de romper el Acta de Fraude y Abuso Computacional (CFAA). Pese a que los periodistas son protegidos a pesar de publicar información clasificada, alentar a una fuente obtener documentos secretos sí se consideraría ilegal.

Vía: ALT1040

0 comentarios:

Publicar un comentario