La verdadera prueba de que la Tierra no es plana

Space Ballon es una preciosa y bastante detallada historia de cómo un grupo de amigos envió un globo de helio más allá de la estrosfera y consiguió recuperarlo junto con la grabación completa del viaje... incluyendo imágenes de una preciosa Tierra redonda (algo que podría asombrar a algunos que todavía en el siglo XXI creen que es plana).

El globo superó los 30 kilómetors de altura resistiendo los fuertes vientos para luego descender a 240 kilómetros por hora con un paracaídas desplegado y un transmisor GPS activado para que pudieran localizar el equipo de grabación.


Vía: Microsiervos

0 comentarios:

Publicar un comentario