La mayoría sería un supervillano si tuviera poderes especiales

Un estudio realizado por un psicólogo social de la Northwestern University (Chicago) ha demostrado que la mayoría de las personas terminarían convirtiéndose en un villano si les dieran superpoderes.

De acuerdo con Adam Galinsky, una persona promedio se corrompe con el poder, pero unos pocos ven al poder como una responsabilidad. Su investigación propone que en muchos casos el poder muestra como sería la persona en realidad, reflejando su lado de supervillano o superhéroe.

Según Galinsky, el poder es relativo y está influenciado por la posición de una persona en la sociedad. Todo tiene que ver con la percepción que tiene uno de sí mismo, pero generalmente las personas se ven mejor de lo que realmente son y esto puede conducir a la corrupción.

La idea de que el poder corrompe fue resumida por el filósofo griego Platón en la historia del Anillo de Giges en el libro 2 de La República, en donde dicho objeto mágico podía hacer invisible a voluntad a su portador (como en el Señor de los Anillos). Platón decía que ninguna persona sin importar la moral puede resistir a la tentación, el poder tiene la capacidad de cambiar a una persona, y en el mayor de los casos, la verdadera identidad de una persona se pone de manifiesto cuando se ha ganado mucho poder.

Las personas que se sienten el derecho de su poder se convierten en hipócritas morales (como Comedian en Watchmen). Sin embargo no todo el mundo es así, Galinsky encontró que las personas que tienen el poder y creen no merecerlo, se juzgan así mismos fuertemente por sus acciones a diferencia de otras personas, algo contrario a la hipocresía que denominó hipercresía.

Por otro lado si una persona tiene el prestigio social y la riqueza de Tony Stark o Bruce Wayne, es mucho más fácil querer hacer el bien, mientras que una persona pobre podría tener una razón legítima para centrarse primero en sus necesidades. Con esta lógica, una recesión económica podría hacer una gran diferencia entre un superhéroe y un supervillano.

Los superhéroes más poderosos probablemente tendrían que hacer un esfuerzo sobrehumano para actuar moralmente, no sólo para ellos sino también para quienes confía en ellos como defensores de la justicia, dijo Rosenberg.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario