Adolescente condenado a prisión por negarse a revelar su contraseña (de 50 carácteres)

Oliver Drage de 19 años fue capturado en mayo de 2009 en Lancashire, Inglaterra. La policia especializada en la lucha contra la explotación sexual infantil dio con él y, claro, incautó su computadora. ¿Dónde está lo extraordinario de esta noticia? En el causal de la sentencia.

El jurado correspondiente le dictó 16 semanas de prisión por negarse a revelar su contraseña. Ésta, por cierto, es de más de 50 carácteres y evidentemente no ha podido ser descifrada. La prensa local cree que es el primer arresto de su tipo en la ciudad.

Uno de los sargentos encargados del caso afirmó que

“los sistemas informáticos están avanzando constantemente y la legislación usada para este caso fue específicamente concebida para tratar con aquellos que usan internet para cometer crímenes.”

El mismo sargento remató su comentario asegurando que la sentencia es

“Un fuerte mensaje para aquellos que intenten enmascarar sus actividades criminales en línea: serán llevados ante los tribunales para recibir la máxima sentencia.”

Drage, por ser un adolescente según los términos legales de su país, sólo estará unos meses en una prisión para menores.

Vía: ALT1040

0 comentarios:

Publicar un comentario