Google despide a ingeniero que accedió a los datos privados de cuatro menores

Este loco es nada más y nada menos que David Barksdale...
Google debió despedir al ingeniero David Barksdale de 27 años, luego que en el portal Gawker se denunciara que este había espiado durante meses las cuentas de al menos cuatro menores de edad.

Barksdale formaba parte del grupo de técnicos que contaba con los privilegios para acceder a las cuentas de los usuarios y que, por políticas de la empresa, sólo deben ser utilizadas para realizar ciertas pruebas con sus sistemas pero que en ningún caso deben ser utilizadas para obtener información personal ni menos intervenidas.

Según el reporte publicado por el portal Barksdale accedió esta primavera (en el hemisferio norte) a los datos de un menor de 15 años, de quien se había hecho amigo luego de que se conocieran en un grupo de tecnología en Seattle.

En concreto, Barksdale accedió a los registros de llamadas de voz de Google Voice, con el objeto de obtener el número de teléfono de la nueva novia del menor, luego de que este último no accedió a entregárselo a Barksdale. Una vez que obtuvo su número de teléfono Barksdale comenzó a amenazar al menor con llamarla, sin que hasta el momento exista claridad respecto a las intenciones últimas de Barksdale (aunque se sabe que los invitó al cine).

El comportamiento del ingeniero de Google se repite en el caso de los otros menores (de ambos sexos), accediendo a las listas de contactos y las transcripciones de sus conversaciones. Incluso se desbloqueó de la lista de contactos de Gtalk de un adolescente que, con anterioridad, había cortado todo tipo de contacto con él.

Ante la gravedad de los hechos Google reaccionó despidiendo al ingeniero, emitiendo un breve comunicado que viene firmado por el vicepresidente de ingeniería de Google, Bill Coughran, señalando:

“Hemos despedido a David Barksdale por quebrantar las estrictas políticas internas de privacidad de Google. Controlamos cuidadosamente el número de empleados que tienen acceso a nuestros sistemas, y actualizamos con regularidad nuestros controles de seguridad. Dicho esto, siempre será necesario que un número limitado de gente tenga acceso a estos sistemas si queremos que funcionen correctamente, por eso tomamos tan en serio cualquier violación”

Posteriormente Google reconoció que se había producido un hecho similar con anterioridad, pero que no habían estado involucrados menores de edad.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario