Francés sin brazos ni piernas cruzó nadando el Canal de la Mancha

Philippe Croizon, el francés cuyos brazos y piernas fueron amputados que había dicho que cruzaría el Canal de la Mancha a nado, cumplió con su promesa este fin de semana usando piernas ortopédicas con aletas. La travesía de Croizon, de 42 años, demoró 13 horas y media en lugar de las 24 previstas.

“Lo hice. Estoy feliz, estoy tan feliz. No lo puedo creer, es una locura”, dijo Croizon a la cadena radial France-Info, sonando un tanto aturdido a su llegada la noche del sábado.

Tres delfines lo acompañaron por un rato mientras nadaba. “Lo vimos como una señal de buena suerte”, dijo el padre del nadador, Gerard Croizon, a The Associated Press.

Philippe Croizon partió desde Folkestone, en el lado británico del canal, y llegó a la costa cerca de la ciudad francesa de Wissant. En su punto más estrecho, el cruce es de cerca de 34 kilómetros.

Las piernas ortopédicas diseñadas especialmente para Croizon tienen terminaciones en forma de aletas que le permitieron impulsarse en el agua. Sus truncados brazos seguían el movimiento del nado estilo libre y respiraba a través de un tubo.

Croizón perdió sus brazos y piernas después de sufrir una descarga eléctrica en 1994, cuando parado en una escalera ajustaba su antena de televisión y ésta tocó un cable eléctrico. Croizon fue noticia en 2007 al lanzarse en paracaídas desde un avión. Escribió un libro sobre sus experiencias llamado J'ai decidé de vivre” (He decidido vivir).

Vía: La Voz del Interior

0 comentarios:

Publicar un comentario