Feliz día del boxeador: Grandes KO




Un 14 de septiembre pero del año 1923, Luis Ángel Firpo en el Polo Grounds de Nueva York y ante 86.000 personas se enfrentaba al considerado mejor boxeador de la historia de los pesados, “el Matador de Manassas”, Jack Dempsey, y el hecho es que “el Toro de las Pampas” fue el primer boxeador argentino en combatir por un título del mundo, como también tuvo la licencia profesional Nº 1 otorgada por la Federación Argentina de Box y con lo cual se legalizaba a través del Estado el boxeo en la República Argentina, y no sólo con estos datos estadísticos que comentamos sino también la pelea en sí misma tiene un recuerdo inolvidable para el mundo, más allá del resultado porque Firpo cayó siete veces y pierde por KO en el segundo round sino que en el transcurso del primero y después de haber caído cuatro veces, y sin existir las reglas de protección actuales, con un terrible derechazo el argentino lo sacó del ring y la crónica de aquella época dice que los periodistas que estaban a la vera del cuadrilátero lo ayudaron al campeón del mundo a retornar al combate y no perder antes de los 20 segundos que hubiese decretado la victoria del hombre de Junín.

Vía: Puntal

0 comentarios:

Publicar un comentario