Los adictos a Internet son más propensos a la depresión

Los adolescentes que pasan demasiado tiempo en Internet son 1,5 veces más propensos a la depresión que los que no pasan mucho tiempo frente al ordenador en la Red de redes, según concluye un informe publicado en una conocida revista china de medicina, llevado a cabo por profesores de las Universidades de Guangzhou y Sidney.

Según el investigador Lawrence Lam ha podido detectar, el hecho de pasar entre cinco y diez horas frente al ordenador produce cierta dependencia, y con ella, nervios cuando el internauta no está conectado, además de reducir la interacción social y el contacto directo con los demás.

“Estos pacientes son realmente problemáticos”, afirma Lam: “No se pueden sacar Internet de la cabeza, se sienten agitados si no se pueden volver a conectar en poco tiempo”. “No quieren ver a ningún amigo ni estar junto a su familia, ni pasar tiempo con sus compañeros”.

El estudio, llevado a cabo por Lawrence Lam, psicólogo de la Notre Dame School of Medicine de la Universidad de Sidney, estudió las conductas de 1,041 adolescentes de entre 13 y 18 años en la ciudad china de Guangzhou que estaban en buen estado de ánimo antes de comenzar la investigación.

Nueve meses después, 84 de estos tuvieron que ser asistidos por estar sufriendo depresiones y quedaba claro que aquellos que pasaban demasiado tiempo en Internet eran 1,5 veces más vulnerables que los usuarios más moderados.

“Los resultados sugieren que los jóvenes que están inicialmente libres de problemas mentales pero utilizan la Red de manera patológica, desarrollan como consecuencia depresiones con cierta facilidad”, apuntaba Lam, co-autor del artículo junto con Zi-wen Peng, profesor de la Universidad Yat-Sen de Guangzhou.

Estos autores explican la depresión como consecuencia de la falta de sueño y estrés a raíz de una excesiva exposición a juegos competitivos on-line: “Si se tiran mucho tiempo conectados duermen menos y está bastante claro que cuanto menos duermes más posibilidades tienes de sufrir una depresión”. Internet, como todo, tiene extremos que pueden resultar muy perjudiciales, pero bueno... ¡A quien le importa realmente!

Vía: Telecinco

0 comentarios:

Publicar un comentario