Google y Verizon publican su propuesta de neutralidad

El jueves se publicó un reportaje en el New York Times indicando que Google y Verizon habían llegado en secreto a un acuerdo mediante el cual Google (y otros) podría pagar a Verizon (u otro ISP) para transmitir sus contenidos con una velocidad premium, lo cual evidentemente es la antítesis de la neutralidad en la red. Google salió a desmentir la noticia diciendo que nunca había hablado con Verizon, y Verizon salió a desmentirla diciendo que las conversaciones habían sido malinterpretadas.

Al día siguiente la FCC decidió terminar la ronda de negociaciones para alcanzar un protocolo consensuado de neutralidad, mientras se filtraron los posibles contenidos de la propuesta (y no acuerdo comercial) de Google y Verizon. Hoy por fin sabemos el contenido puro y duro de ese texto y es hora de analizarlo.

Primero, las conversaciones sí existieron. A lo mejor Google quiso negar su conclusión y de pasada negó todo o se expresó mal. Da igual, porque al final la cosa era como decía Verizon: no había un acuerdo secreto con Google, sino que entre ambos estaban preparando una propuesta.

En segundo lugar, la FCC tiene razón en bajar los brazos, al menos por ahora, porque el hecho de que estos dos gigantes presenten su propio documento de alguna manera mina el rol del organismo regulador como anfitrión de una solución consensual. Lo han puesto en un predicamento donde no puede descartar la propuesta sin quedar como renuente o intransigente pero, si la acepta, le cederá la guaripola a sus autores. Es una situación sin salida para la FCC.

Ahora, yendo a lo medular, la propuesta de Google y Verizon puede verse íntegramente en Scribd, y podemos resumirla como:

  1. Un proveedor de banda ancha no podrá impedir que el usuario envíe y reciba contenido legal de su elección, correr aplicaciones y usar servicios legales de su elección y conectar dispositivos legales a elección cuando éstos no deterioren la conexión, perjudiquen a otros usuarios ni faciliten colgarse al servicio
  2. Los proveedores no podrán ejercer discriminación contra ningún contenido o servicio que sea legal en una manera que dañe la competencia o la experiencia de usuarios. Priorizar cierto tráfico violaría este punto.
  3. Los ISP deben proporcionar información certera, transparente y relevante respecto a las características y capacidad real de lo que están vendiendo, sus restricciones, su manejo de la red y otras prácticas que el usuario requiere para tomar una decisión.
  4. Los ISP pueden ejercer control de sus redes hasta un límite razonable, lo cual incluye prácticas técnicamente saludables para mitigar las congestiones de tráfico en sus redes, garantizar la seguridad, garantizar la calidad, proveer servicios acorde a las necesidades y preferencias del usuario, y priorizar cierto tipo de tráfico que requiere mejor latencia.
  5. Un proveedor que cumpla con los primeros cuatro principios puede ofrecer, además, servicios adicionales o diferenciados, que sean distinguibles en propósito y alcance del servicio de Internet banda ancha. Este tipo de servicio diferenciado puede hacer uso de servicios o contenidos de Internet y ejercer priorización y discriminación de tráfico. Anualmente la FCC publicará un reporte indicando el efecto de estos servicios adicionales para determinar si éstos dañan la disponibilidad de Internet, o si acaso se han diseñado de manera de burlar las protecciones al consumidor presentes en esta propuesta.
  6. Debido a las características técnicas y operacionales propias de las redes inalámbricas, y su condición de infraestructura escasa y aún en desarrollo, sólo se aplicará el punto 3 (transparencia) a ese tipo de conexiones. La US Government Accountability Office hará un reporte anual al congreso para determinar el estado de madurez y robustez de estas redes.
  7. La FCC podrá ejercer su caracter regulador caso a caso en la medida en que se presenten reclamos, pero no tendrá autoridad para modificar el estatuto o sancionar unilateralmente a los actores de la industria. Se sugiere usar siempre organismos independientes de resolución de disputas, a los cuales la FCC podrá asesorar. En los casos que corresponda, la FCC puede imponer multas de hasta USD 2 millones para los casos en que se viole el estatuto.
  8. La FCC tiene autoridad exclusiva para vigilar el servicio de acceso a Internet, pero no tiene autoridad sobre las aplicaciones, el contenido o los servicios ofrecidos por Internet ni para regular el servicio de acceso a Internet.
  9. El acceso a Internet via banda ancha puede ser candidato para ser financiado por el Fondo Federal de Servicios Universales en áreas donde hay una baja penetración de Internet, sobretodo en población de bajos ingresos. Además los ISP deben asegurarse de que su servicio es utilizable para personas discapacitadas
Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario