Bus escolar que viaja a 590 km/h


Un grupo de fanáticos de los motores llamado Indy Boys metió un motor de jet de un avión de guerra en un bus escolar. Como consecuencia el bus salió disparado a 590 km/h, arrastrando una estela de llamas y humo de hasta 25 metros.

No me cabe duda de que muchos niños, y adultos, estarían fascinados de viajar en un bus-jet. El lado malo es que el transporte consumió 570 litros de combustible en 400 metros, gracias al motor de 42.000 caballos de fuerza sacado de un Phantom fighter.

Paul Stender, el genio detrás de esta fusión, afirmó que la idea no es llevar a los estudiantes más rápido a la escuela. “Creo que es mi venganza por todos esos días que pasé viajando muy lento a la escuela, ahora el bus anda a mi ritmo”, afirmó.

Aunque todavía parece un bus escolar (con llamas pintadas), Stender estima que sólo un 5% del vehículo original se mantuvo en esta modificación. Hubo que reconstruirlo casi completo para que no se desarmara bajo la presión producida por un cohete de jet.

Vía: Fayer Wayer

0 comentarios:

Publicar un comentario